fbpx
Tecnologías que permiten a las personas con discapacidad aportar su talento en la empresa - Azimut
Aplicaciones como Visualfy mejora el acceso de las personas con discapacidad auditiva para su incorporación en la empresa ordinaria. En la mayoría de las ocaciones, las barreras arquitectónicas son un gran impedimento en la vida diaria de estas personas.
tecnología, accesibilidad, discapacidad auditiva, Visualfy
18592
post-template-default,single,single-post,postid-18592,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Tecnologías que permiten a las personas con discapacidad aportar su talento en la empresa

Tecnologías que permiten a las personas con discapacidad aportar su talento en la empresa

Imagina que la empresa en la que trabajas ha decidido enviarte a China para concretar los detalles de un acuerdo que va a firmar con una multinacional de allí. Como no hablas mandarín, das por hecho que tendrás a tu disposición un traductor que te ayude con el idioma, pero finalmente no es así. ¿Cómo te sentirías?

Probablemente impotente, al igual que miles de personas en nuestro país, que debido a la falta de accesibilidad en sus puestos de trabajo, encuentran barreras para desempeñar sus tareas, cuando no son rechazados en una entrevista por miedo a que no puedan desempeñar su trabajo adecuadamente o a que su incorporación sea muy costosa.

El talento diverso aporta muchas ventajas y, con un poco de conocimiento y el apoyo de la tecnología, integrarlo en los equipos será más fácil de lo que imaginas.

Herramientas tecnológicas para la accesibilidad en el entorno laboral
El primer paso para trabajar la accesibilidad es siempre escuchar a la persona con discapacidad (derecho de participación y consulta, art. 53 y 54 de la LPRL), analizar el caso y crear un proyecto de adaptación que se adecúe a sus necesidades y el puesto de trabajo. Repasamos algunas de las tecnologías más habituales.

Tecnologías para eliminar barreras arquitectónicas y sensoriales
Las barreras arquitectónicas y sensoriales impiden a las personas acceder a los lugares o moverse con facilidad entre ellos. Para derribarlas podemos partir de las recomendaciones de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) y del Código Técnico de Edificación y en el que se incluyen indicaciones básicas para facilitar la accesibilidad arquitectónica. La tecnología puede ser nuestra gran aliada:

  • Para favorecer la movilidad se pueden instalar ascensores adaptados, elevadores y rampas eléctricas, puertas automáticas, sensores de movilidad, etc.
  • Para facilitar la orientación se deben colocar de pantallas y paneles de información visual, asistentes de voz, señalización LCD y LED.
  • En casos de emergencia, es necesario que las alarmas no sean solo acústicas sino también visuales. Visualfy permite, mediante inteligencia artificial, traducir las alertas visuales en colores, para hacerles más accesibles a las personas hipoacúsicas, a las que también puede enviar notificaciones a sus dispositivos personales.

Tecnologías de asistencia para facilitar la comunicación
Las personas con discapacidad auditiva son las que más limitaciones se encuentran en el ámbito comunicativo, clave para la realización de la mayor parte de los trabajos. Grandes como Google están aportando soluciones como la subtitulación en tiempo real con Live Transcribe, y encontramos ya en el mercado programas y aplicaciones que transforman la lengua de signos a lengua oral, programas de videoconferencia como Skype o Facetime, apps como la de Visualfy que permite hacer más accesibles las notificaciones y el sonido del teléfono cuando alguien llama, sistemas bucles magnéticos, emisoras de frecuencia modulada, etc.

Los proyectos de accesibilidad, siempre personalizados
Según la persona, el espacio de trabajo y las funciones optaremos por el tipo de adaptación necesaria:

  • En la oficina: teclados y ratones ergonómicos que facilitan la movilidad de las manos, con contraste o en braille para personas ciegas o con visión reducida, impresoras en braille, lectores y amplificadores de pantalla, software con reconocimiento de voz, teléfonos con subtitulación, etc.
  • Talleres y fábricas: herramientas, máquinas y utensilios adaptados, señalización luminosa, vehículos adaptados para facilitar la movilidad, instrucciones en lectura fácil, subtituladas y en lengua de signos, etc.
  • En transportes: vehículos con adaptaciones como plataformas elevadores, volantes y cambios de marchas adaptados, control manual de acelerador y freno, entre otras.

La tecnología, por tanto, nos permite poner en el centro el talento de las personas, y no su discapacidad. Si a ella le añadimos el componente humano, la flexibilidad, empatía y respeto, el resultado es la empresa del futuro, orgullosamente diversa.

Álvaro Quetglas Pérez
alvaroqp.fundacionadecco@gmail.com

Álvaro es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU. Una de sus pasiones es el periodismo deportivo y ha combinado esa inquietud con el aprendizaje de la comunicación corporativa en Indra. Actualmente se encuentra realizando un plan de capacitación profesional y escribe en este blog bajo la supervisión del responsable del área.

No Comments

Post A Comment

*