Pablo Pineda, Desirée Vila y Maria Petit: protagonistas de #vulnerables - Diversidad e inclusión
Pablo Pineda, Desirée Vila y Maria Petit protagonizan #vulnerables con motivo del Día Internacional de la Discapacidad.
discapacidad, vulnerables
19931
post-template-default,single,single-post,postid-19931,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

Pablo Pineda, Desirée Vila y Maria Petit: protagonistas de #vulnerables

Aparecen Pablo Pineda, Desirée Vila y Maria Petit, protagonistas de #vulnerables

Pablo Pineda, Desirée Vila y Maria Petit: protagonistas de #vulnerables

Pablo Pineda, Desirée Vila y Maria Petit, rostros referentes en el ámbito de la discapacidad y embajadores de la Fundación Adecco, protagonizan la pieza audiovisual “#vulnerables” con motivo del Día Internacional de la Discapacidad, el 3 de diciembre. En ella realizan una reflexión de cómo esta crisis sanitaria ha destapado la vulnerabilidad de todas las personas, evidenciando la necesidad de apostar por valores como la empatía, la colaboración o la equidad, que serán decisivos para construir un futuro más ecuánime e inclusivo.

Hablamos con ellos sobre Diversidad e Inclusión (D&I) en las empresas españolas en estos tiempos de coronavirus.

Pablo Pineda: “Todos necesitamos de todos”

Pablo Pineda en #vulnerablesMaestro, actor, escritor y conferenciante, Pablo Pineda ha ido derribando barreras a lo largo de toda su vida haciendo de la lucha por la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad su misión vital hasta el punto de convertirse hoy en día en un gran referente en el ámbito de la discapacidad.

Desde que se diplomó en Magisterio, Pablo ha trabajado tanto en organismos públicos como en empresas privadas y asegura que ambas experiencias fueron muy positivas; sin embargo, afirma que “en algunos lugares no pude sacar mi verdadero talento, quizá porque se quedaron con mi etiqueta mientras que otros fueron directamente a ver mi talento y saberlo aprovechar”. Precisamente eso es lo que debe hacer cualquier empresa que desee ser inclusiva: ver el talento de la persona por encima de la etiqueta que le haya podido poner la sociedad. Para Pablo, la empresa debe ver a las personas como estímulos y “su talento como un elemento enriquecedor” porque es precisamente la diversidad de talento lo que hará que una empresa avance.

«Los cambios de mentalidad y cultura laboral no se hacen de la noche a la mañana»

Tras 10 años de experiencia como consultor de Diversidad y embajador de la Fundación Adecco, Pablo cuenta con una perspectiva que le permite escanear la situación actual de la inclusión en la empresa española. Así, considera que “las empresas se están preparando poco a poco, pero los cambios de mentalidad y cultura laboral no se hacen de la noche a la mañana”. Nos toca ser pacientes, pero señala la importancia de innovar, avanzar y arriesgar para conseguir acelerar este largo camino.

Pablo considera que la nueva normalidad en el mundo laboral trae ventajas, pero también inconvenientes. La tecnología está permitiendo que nos sintamos más cerca que nunca, que se faciliten muchos de los procesos, también para las personas con discapacidad, y que en algunos casos el acceso al empleo sea más equitativo gracias a las videoentrevistas u otros procesos telemáticos. Sin embargo, la tecnología también tiene sus sombras. Pablo afirma que la dependencia a la tecnología puede hacer que esa sensación de proximidad y cercanía sea solo eso, una sensación y que en realidad nos estemos alejando los unos de los otros. “A través del ordenador, perdemos empatía y meternos en la piel del otro se hace más difícil. Además, podemos llegar a caer en la falsa impresión de que nos valemos solos. Eso es un gran error porque todos necesitamos de todos”.

Si algo saca en claro de esta época que estamos viviendo es que ahora más que nunca, debemos recordar que “somos iguales -personas con nuestras dudas y vacilaciones- independientemente de la condición o circunstancias de cada uno”.

Desirée Vila: “Merecemos mejorar como sociedad, crecer como personas y entender que el talento no entiende de etiquetas y que la inclusión es la única vía hacia la mejora y el desarrollo”

Desirée Vila en #vulnerables

Según Desirée Vila, atleta paralímpica y estudiante universitaria, no podemos hablar de empresas sin hablar de personas. Detrás de los grandes números se esconden nombres, rostros y familias que dan vida a las empresas. Así, Desirée define la empresa inclusiva como aquella que está formada por personas socialmente responsables y asegura que a día de hoy el gran enemigo de la discapacidad sigue siendo el desconocimiento: “las personas todavía tienen muchos prejuicios dentro del mundo de la discapacidad”, y tiene claro que la solución pasa por “conocer, preguntar desde el respeto y respetar la diferencia”.

Pese a que las empresas tienen todavía un largo camino hacia la plena inclusión, Desirée quiere celebrar todo lo alcanzado hasta hoy y aplaudir que la iniciativa y las ganas sean una realidad en la mayoría de las empresas españolas, pues asegura que el primer paso es sin duda querer cambiar las cosas.

«Debemos crear una estrategia de diversidad en la empresa y estar abiertos a aceptar lo diferente, aunque nos dé miedo»

A sus 22 años, Desirée está cursando los últimos años del Grado en Relaciones Internacionales, lo que no le ha impedido realizar diferentes trabajos, pues considera importante coger experiencia en el mundo laboral lo antes posible. Su visibilidad en redes sociales le ha llevado a protagonizar diferentes campañas, ser el rostro de grandes marcas, participar en programas televisivos e incluso escribir y publicar su experiencia vital en el libro “Lo único incurable son las ganas de vivir”. En redes sociales cuenta con una comunidad de casi 47.000 personas en Instagram y 89.000 suscriptores en su canal de Youtube con quienes trata la discapacidad desde el humor y la naturalidad para normalizar y desmitificar falsas creencias que siguen poniendo trabas a la inclusión. Compagina este trabajo con su papel como embajadora de la Fundación Adecco, donde persigue la misma misión: aportar conocimiento y acercar la discapacidad, esta vez a las empresas.

Vulnerables habla de la nueva normalidad que nos ha tocado vivir a todos y de cómo nos hemos tenido que adaptar a situaciones que nunca imaginamos pese a sentirnos frágiles en muchos momentos; una vulnerabilidad que ya habían vivido miles de personas con discapacidad. De cara a esta nueva normalidad, Desirée cree que “las personas con discapacidad estamos preparadas para las nuevas formas de trabajo, siempre y cuando se tenga en cuenta que no todo vale para todos. Debemos crear una estrategia de diversidad en la empresa y estar abiertos a aceptar lo diferente, aunque nos dé miedo”.

La protagonista de la pieza “Vulnerables” lanza un mensaje de optimismo: “después de todo lo que hemos pasado, y todo por lo que estamos pasando, merecemos mejorar como sociedad, crecer como personas y entender que el talento no entiende de etiquetas y la inclusión es la única vía hacia la mejora y el desarrollo”.

Maria Petit: “La diversidad con la que convivimos genera aprendizaje y riqueza”

Maria Petit en #vulnerablesMaria Petit, cofundadora de Punt de vista y profesional de la comunicación en Hallotex, tiene claro que el primer paso que debe dar una empresa para generar entornos más inclusivos es contar con una plantilla heterogénea. En palabras de la catalana, “solo con equipos heterogéneos aprendemos los unos de los otros; la diversidad con la que convivimos genera aprendizaje y riqueza”.

Al igual que Desirée, Maria también cree que queda mucho camino por recorrer hasta hacer de la plena inclusión una realidad palpable, un camino que además no es fácil, pero del que, asegura, vamos dando pasos hacia delante. Para ella, la gran clave de todo está en empezar a mirar a las personas por lo que son: PERSONAS. Las empresas deben poner en valor la diversidad de sus empleados, olvidarse de etiquetas y prejuicios obsoletos. “Si no empezamos por aquí, nunca lograremos avanzar”, asegura.

Tan solo 2 años después del accidente, Maria encontró un empleo en Hallotex, empresa de diseño de moda, donde sigue trabajando: “soy consciente de que soy muy afortunada. Mi experiencia trabajando es muy buena y tengo la suerte de hacerlo en una empresa con unos valores con los que comparto y donde la equidad es la base de todo. Además, cuento con un equipo increíble del que aprendo cada día”. Allí siempre se ha sentido una más, “así es como debería ser en todos los casos”.

¿Por qué no quitamos estas etiquetas y empezamos a poner el foco en las fortalezas de cada uno?

Este 2020, la tecnología ha sido la protagonista en el mundo laboral. La revolución tecnológica se ha visto acelerada por el confinamiento que inmovilizó el mundo entero en el mes de marzo, un periodo en el que la tecnología era la única ventana al mundo exterior. “Siempre que haya tecnología accesible, que cada vez hay más (lectores de pantallas en los ordenadores o aplicaciones accesibles para el trabajo con Microsoft Teams), estaremos más cerca de alcanzar la inclusión de las personas con discapacidad”. Por otra parte, señala que además de una tecnología accesible, la inclusión no puede dejar de lado la educación y el conocimiento.

Maria protagoniza esta pieza audiovisual y acompaña su mensaje con este otro: “este año, lleno de momentos difíciles, nos hemos dado cuenta de que todos tenemos discapacidades: las discapacidades emocionales. Todos contamos con una discapacidad, la cuestión es que solo algunas están etiquetadas. ¿Por qué no quitamos estas etiquetas y empezamos a poner el foco en las fortalezas de cada uno y no en las debilidades? Sería mucho más constructivo que empezáramos a mirar nuestros puntos fuertes para hacer de este mundo un lugar mejor”.

Alicia Oliva
alicia.oliva@adecco.com

Apasionada de los proyectos de acción social, la innovación y la inclusión. Apuesto por la diversidad como enriquecimiento para la sociedad.

No Comments

Post A Comment

*